Amargura Crónica

No sé a ustedes pero a mí me ha tocado (y no en pocas ocasiones) encontrarme con gente que es más ácida que un limón!!, pero no me refiero a las personas que se amargan porque han tenido un mal día o porque están enfermos o porque se sienten impotentes ante alguna situación personal que están atravesando, (está permitido tener malos días!!), yo me refiero a la gente que es amargada porque sí!! porque así son felices!! porque desde que amanece hasta que anochece viven en perenne amargura, de los que no les basta con estar amargados ellos sino que también quieren amargarle la vida a los demás!!! y así y sólo así, cuando ven satisfechos sus fines, vislumbran una pequeña dosis de felicidad en su amargado corazón.

Qué triste debe ser la vida así, viendo siempre el lado negativo, buscándole la quinta pata a todo y retorciéndose por dentro cada vez que encuentran gente feliz a su paso. Si supieran lo fácil que es ser felices y lo difícil que es estar siempre amargado!. Estoy segura que si usaran la mitad de la energía que invierten en su amargura en algo más productivo para su vida el mundo sería un mejor lugar para vivir.

Y es que este tipo de gente hacen que hasta el ser más feliz del mundo, tenga su “momento” ; claro está que no debemos caer en el juego del “amargado crónico” y debemos darle donde más le duele que por supuesto es manteniendo nuestra compostura y ecuanimidad, no debemos darle el gusto de salirse con la suya!!, así que cuando te encuentres frente a un “amargado crónico”, respira, cuenta hasta 1,000 y no pierdas por nada del mundo la dulzura de tu carácter. Recuerda que cuando te enojas te salen arrugas y no estamos para eso!!, si te van a salir que sea de reírte!!!

Hablando de estos “amargados crónicos”, mi querida “Ara Mágica” (de la que les contaré también muy pronto) tuvo la mala fortuna de toparse con uno hace pocos días. Resulta que la “Ara Mágica” fue a cubrirme las espaldas, como hace frecuentemente porque ella es mi mano derecha, la izquierda y si tuviera más manos también ella las sería…jajajajaja, y le tocó atender a unos inquilinos que tenemos y que necesitaban que retiráramos unos muebles del lugar porque ellos querían poner otros, así que la “Ara Mágica” estaba esperando que llegara el camión de la mudanza que se llevaría los muebles. Mientras ella esperaba, le sale este ser, “Amargada Crónica”, cuyo superlativo no existe porque no se ha creado aún la palabra que pueda describirla, a tirar su veneno a diestra y siniestra, mientras que la pobre “Ara Mágica” prácticamente se desvanecía de escuchar tanta negatividad.

La “Amargada Crónica”, como la llamaremos de ahora en adelante, siempre tiene algo de lo cual quejarse, si llegas al edificio y cierras las puertas con llaves, que por qué le pusiste llave que eso no se hace, que es muy complicado, etc.; que si no cierras la puerta con llave, que por qué no la cerraste con llave, que si no sabes lo peligrosa que está la situación, que hay robos por todos lados, que por gente como tú es que se van a meter un día al edificio los ladrones; que si tienes inquilinos que son una familia de 5, que por qué son tantos viviendo en un apartamento, que son un desastre, que esos apartamentos son muy pequeños para tanta gente, que hacen mucho ruido, que son de lo peor; y si tienes uno inquilinos que solo son 2 porque son una pareja, entonces también se queja porque son una pareja, son muy jóvenes, seguro van a hacer fiestas, van a molestar a todos los vecinos, Oh mi Dios!! llegó el fin del mundo!!!, pues es así,  no hay forma de quedar bien con ella, siempre le tiene un “PERO”  a todo y si hubiesen unas olimpiadas dedicadas a la gente que se queja estoy segura, sin lugar a dudas, que ella sería la ganadora oficial de la medalla de oro SIEMPRE!!, así que imagínense a la pobre “Ara Mágica” aguantándose la retraila de esta mujer quejándose por todo lo que existe a su alrededor y todo lo que no existe también.

Finalmente llegó el camión de la mudanza y estoy segura que la “Ara Mágica” lo habrá visto como aparece en las películas, semi iluminado y como con una aureola de divinidad y de alivio mientras sonaba un coro de voces angelicales con el Aleluya de fondo. Sin embargo, lo que no sabía la “Ara Mágica” era que a penas comenzaba su pesadilla porque la “Amargada Crónica” se dedicó a seguir minuciosamente al camión de la mudanza para indicarle a los trabajadores que no se estacionaran allí porque estaban obstruyendo, allá tampoco porque le parecía que el espacio era muy grande, por allá menos porque estaban en la calle y así sucesivamente hasta que el chofer del camión se parqueó a donde mejor le dio la gana, sin escuchar ni una sola palabra más de lo que le decía la “Amargada Crónica” y siguió caminando con la “Ara Mágica” hasta que llegaron al apartamento a sacar los muebles. Que si no hubieran hecho así, todavía estarían viendo a dónde estacionar el bendito camión!!

No contenta con todo el espectáculo con el camión, la “Amargada Crónica”, los siguió hasta arriba para supervisar la salida de cada mueble y dirigir la orquesta, y así comenzó: ¡cuidado cuando entran el mueble al elevador!, ¡que el mueble está muy para la derecha!, ¡ahora está muy para la izquierda!, ¡que la puerta no cierra!, que ahora cierra de más y yo me puedo ir también con ustedes en elevador!!! (AUXILIO!!!! será que hay alguien que se la aguante en este planeta???)

Por supuesto, ella se bajó primero del elevador para ahora supervisar la salida de los muebles, y de nuevo lo mismo, muy para la derecha, muy para la izquierda, muy arriba, my abajo….AJÁ!!! RAYARON LA PUERTA DEL ELEVADOR!!!! SE LOS DIJE!!!! QUE LA IBAN A RAYAR!!, e inmediatamente sacó su celular para tomarle foto al rayón y enviarlo a la administración porque ESO LO TIENEN QUE PAGAR!!!!….decía cada vez más ofuscada!!!

Aquí les comparto la imagen que mandó a la administración la “Amargada Crónica”, para que la comentemos:

rayon

Ahora, después de ver la foto, tomemos en cuenta que es un edificio que tiene más de 8 años, de verdad ustedes creen que todas las rayas que están allí las hicieron los Señores de la mudanza ese día???…..pues NO!! por supuesto que NO!!!, pero como la “Amargada Crónica” no soporta la felicidad de nadie y no quiere que a nadie le vaya bien en la vida y todo siempre tiene que estar MAL!!, entonces dio y dio y dio hasta que sacó de quicio a todo el mundo. El Señor de la Mudanza no sé que cuchifleta le dijo antes de irse y en pocas palabras la debe haber mandado por un tubo porque la “Ara Mágica” no supo decirme exactamente qué le dijo el tipo a la “Amargada Crónica”, lo que sí me dijo es que no fue nada obsceno, ni utilizó vocabulario soez, pero que cuando ya se iba sí le contestó algo a la Señora para que lo dejara en paz. Y luego por supuesto, la “Ara Mágica” que en vez de salir corriendo por su vida, se quedó escuchándole la retraila a la “Amargada Crónica”, así que llegó temblando a la casa y hasta con ganas de llorar.

Gracias a Dios que todo se quita con una buena ducha y dejando esas malas energías afuera de tu vida. Porque no vale la pena que una “Amargada Crónica” te arruine el día, suficiente con que se arruine a sí misma cada día de su vida. Así que si por el camino te encuentras a alguien con estas características ya sabes!!, no dejes que logre su propósito y saque lo peor de ti, ni tampoco dejes que te afecte. Si ellos están amargados ese es su problema y tristemente no hay nada que podamos hacer para mejorar la “amargura crónica” pero sí hay muchas cosas que podemos hacer para mejorar nuestro día. Recuerda que SER FELIZ ES UNA DECISIÓN!!!

Que pasen un excelente fin de semana!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s