Sólo para mujeres, porque sólo tú, mujer, entiendes lo que es recibir cada mes una visita indeseada.

Sí, es cierto que han pasado algunos meses sin que tuviesen noticias mías y lamento mucho no haber podido escribir en tanto tiempo. A veces la musa inspiradora no llega y a veces la detenemos entre el ir y venir de los días, dejándonos absorber por la cotidianidad y sus vaivenes. Sin embargo, hoy me decidí a retomar el camino, adentrarme en mi alma y en mi interior para dejarles saber algo más de lo que aprendo cada día, por este camino llamado VIDA!!

Justo hoy, estaba recordando a mi ángel hermoso, Eduardo Andrés, aquél que nunca estuvo en mis brazos, pero siempre estará en mi corazón y me puse a pensar en tantas cosas. Aquellas que pudieron ser pero que nunca fueron y aquellas que fueron y que he disfrutado tanto en la vida.

De repente me vino a la mente, la tragedia mensual (porque es que no le encuentro otro epíteto, cómo más le podemos llamar al periodo de la mujer sabiendo que está compuesto de sangre y que es el recordatorio puntual de que no se ha formado un bebé dentro de su cuerpo?) por la que tenemos que pasar todas las mujeres y que está compuesta por un sin número de malestar que comienzan desde mucho antes y que son el aviso de que ya pronto viene, es como la crónica de una muerte anunciada y la sufrimos, nos duele todo, nos acecha de forma sádica hasta que decide dar la estocada final y se presenta muerta de la risa, mientras nosotras sufrimos en silencio su llegada.

Habrá más de una que se alegre con la primera gota de sangre que cae, y claro!! Cómo no alegrarse si representa el fin de todos sus temores y de una vida para lo que no estaba preparada!! Qué alivio!! Ha sido una Victoria!! La vida le da una nueva oportunidad de prepararse mejor y pensar las cosas dos veces. Mientras que para otras, en el lado opuesto, completamente preparadas para no esperarla, representa una batalla perdida, pero nunca la Guerra!! Una mujer no se vence tan fácil!! y se secará las lágrimas y se preparará para una nueva batalla y para contar nuevamente desde el día 1 hasta el 14 y así hasta el 28, una y otra vez.

Qué difícil la vida cuando sabes que no podrás vencerla nunca, cuando después de haber hecho todo cuanto el dinero puede pagar y la ciencia puede fabricar  te das cuenta que existe una voluntad más grande que la tuya, una fuerza más grande que la ciencia y que es dueña de toda la vida. Sólo en ese momento entiendes la pequeñez del hombre y la Grandeza de Dios. En ese momento descubres que sólo él tiene la última palabra y es así cuando piensas que todo estaba perdido, surge una luz de Esperanza!! Y es así, cuando el mundo entero decía que no se podía, Sí Se Pudo!!

Allí estabas, esperándola como cada mes, preparada para que todo llegara sin pena ni gloria, sin embargo pasaron los día y no vino la visita esperada y con esa ausencia llegó la más dulce noticia y la mayor alegría que puede recibir una mujer, porque justo cuando pensó que todo estaba perdido, cuando ya no tenía esperanza, cuando había sucumbido ante lo que ella pensaba era decisión de ese Ser Superior que todo lo controla, se llenó de luz y descubrió que no era su voluntad, no era cuando ella quería ni el momento que ella quería, sino que Dios tenía preparado para ella un momento mucho mejor. Y así, se creó vida en donde antes había muerte, y así se Ganó la Guerra, después de muchas batallas perdidas, pero sobre todo, así, esa mujer comprendió que más allá de la voluntad mundana del hombre está la voluntad divina de Dios, que siempre nos escucha pero que no siempre hace lo que nosotros queremos porque existe un tiempo perfecto para cada cosa y un camino mucho mejor del que nosotros queremos.

Mujer, si hoy estás triste, deprimida, has perdido las esperanzas y lloras cada mes, sólo quiero decirte que no estés más así, que no es tu culpa, que tampoco es culpa de tu pareja, ni de nadie de los que te rodea, no hay nada malo en ti, eres perfecta tal y como eres, sólo debes saber que Dios, en su infinita misericordia y amor paternal tiene un plan especial para ti y para tu pareja, sólo tienes que dejarlo todo en sus manos, liberarte de esa carga tan pesada y entregársela por completo. Él te iluminará, te sanará, te llenará de luz y será entonces cuando podrás verlo todo claramente y sabrás cuál es el camino que debes seguir. No sólo somos madres al procrear, también somos madres cuando queremos y cuidamos a nuestros sobrinos, también somos madres cuando adoptamos a un niño que está esperando por ese abrazo lleno de amor que tú tienes para darle, también somos madres cuando estamos llamadas a cuidar con amor y cariño a nuestros familiares, amigos, ancianos. Incluso somos madres cuando amamos a nuestras mascotas, rescatamos a los animales, en fin, hay tantas formas en este mundo de ser madre, porque no sólo es madre quien concibe a un bebé en su vientre, también es madre quien Ama infinitamente porque ser madre es dar AMOR y estoy segura que a ti te sobra amor para dar. Entonces no te quedes allí, lamentandote, llorando, deprimida, pensando en lo que no fue y lo que no ha sido; levántate, sécate esas lágrimas y sal al mundo a dar todo ese amor que tienes para brindar, verás como tu corazón poco a poco irá sanando y cuando menos lo esperes, Dios iluminará tu camino y podrás ver con claridad la ruta que debes seguir.

Mes a mes seguiremos recibiendo la visita indeseada (y es que nadie me puede decir que estamos amorosamente esperándola, eso no va a pasar jamás!! pero la aceptamos como parte de nuestra naturaleza humana), lo importante es que lo que ella representa en nuestras vidas, sea sinónimo de una nueva oportunidad que nos permita saber de qué forma queremos recorrer este camino llamado VIDA!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s